Luego de haber terminado mi visa Working Holiday en Dinamarca, me sentí tan atraído por la cultura e idiosincrasia de Escandinavia que decidí aplicar para la visa Working Holiday en Suecia, el país vecino. Así que con visa en mano, empaqué mi mochila y me vine muy lejos de las grandes ciudades a descubrir un mundo  totalmente fantástico. Les invito a conocer un poco más sobre mi experiencia de vivir en Luleå, la Capital del Norte de Suecia

Si bien el título de “capital del norte” no es oficial, la gente suele llamarla así por ser la ciudad principal de la región de Norrbotten, la más norteña del país. Y para definir bien mi ubicación, debo decir que Luleå está a 2 horas en automóvil del círculo polar ártico, así que aún estando lejos, no estoy en el Polo Norte propiamente tal, pero si muy cerca. Sin embargo, me encuentro dentro de la denominada “Laponia” o “Lapland”, en inglés, que es básicamente el área donde habita la cultura Sami, y que se extiende por el norte de Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia.

Largo y oscuro invierno

Ésta magnífica región se caracteriza por su largo y oscuro invierno. Apenas con un par de horas de luz al día, el invierno es la estación más característica de la vida en el norte del país, ya que uno de sus mayores atractivos son sus renombrados centros de ski, los cuales son el motivo principal del turismo en la zona. Sin embargo los deportes no son el único interés de la zona, sino que también la fotografía de naturaleza, especialmente de las auroras boreales, un espectáculo natural maravilloso. La mejor época para el avistamiento de auroras es en octubre al comenzar el invierno; y luego al final del invierno, es decir finales de febrero, principios de marzo.

Pose en corazón de hielo sobre el mar congelado, Södra Hamn, Luleå
Pose en corazón de hielo sobre el mar congelado, Södra Hamn, Luleå

Auroras boreales

Cuando llegué a vivir a Luleå, en marzo de 2018, tenía como contacto a una chica chilena que estaba trabajando en un resort de ski en Abisko, una pequeña localidad más al norte (dentro del círculo polar ártico) quien me invitó por un par de días a conocer la zona. En aquella oportunidad tuve el agrado de ver por primera vez en mi vida las auroras boreales en un espectáculo fascinante, lleno de colores y de figuras. Debo decir que no fueron exactamente como las imaginaba, sino mejores, ya que en mi mente sólo eran destellos de luz ondeaban sin cesar. Sin embargo al verlas en vivo y en directo, descubrí que las auroras boreales parecen tener vida propia, y que avistarlas es como avistar un animal exótico en medio de la naturaleza: fugaz y lleno de vida. En un momento las ves y luego ya se han ido, o si tienes suerte, se quedan un momento a bailar en frente de tus ojos. No tienen un color determinado; pueden ser verdes, rosa, lila, naranja, o simplemente pueden mostrar todo el espectro de colores en un segundo. ¡Una maravilla!

Créditos a mi amiga Iris del blog «Dando una vuelta»

El trabajo y la socialización en Luleå

Ya de vuelta en Luleå comencé a trabajar, y por consiguiente, a socializar. Me di cuenta de que en las ciudades del norte vive mucha gente latina, y tuve el placer de compartir con muchos de ellos, y sentir ese calorcito latino que a veces a uno le gusta tanto. Y por otro lado, el hecho de vivir en Luleå, tuve la oportunidad de hacer amigos suecos, y de derribar muchos mitos acerca de la personalidad de esta gente. Entre mis amigos tengo mucha gente joven, y si bien los suecos conocen muy bien sus límites, como el respeto a las normas sociales, al espacio personal y a las creencias de los demás, pueden llegar a ser gente muy divertida e irónica, con un gran sentido del humor. También pueden llegar a ser gente muy preocupada de los demás. He tenido la experiencia de que muchos de ellos, al saber que yo estaba sólo acá en Suecia, lejos de mi familia, se preocupaban de mí y de lo que yo necesitara. ¡Solidaridad del porte de un buque!

La cultura

Una de las cosas que más me llamó la atención de vivir en Luleå, es la forma en que hablan y o se expresa la gente en Suecia. Se dice que los norteños particularmente hablan más lento, o que hablan poco; esto último me atrevo poner en duda. Hay quien dice que para vivir en el norte sólo necesitas dos expresiones: la primera es “älg” (alce) y la segunda es un rápido y tímido sonido parecido a cuando tomas un sorbo de algún líquido, tipo “zip” que significa “sí”. Y en realidad, para decir “sí” en Suecia tienes varias alternativas: ja, jo, jajamän, jajjemen, aaa, javist, japp, entre otras.

El invierno y el verano

Si bien el invierno es la estación principal y predominante en esta zona, el verano no tiene ningún desperdicio, ya que así como el invierno se cubre de oscuridad, el verano nos llega a ofrecer hasta 24 horas de luz solar durante el mes de julio. ¡Sí señoras y señores! Luleå es una ciudad que durante el verano no duerme. Unas de las mejores cosas de vivir en Luleå. La belleza escénica que ofrece el norte es impresionante: una prolongada puesta de sol, colores variables cada día, y mucha, pero mucha calma.

dav

El carrete en Luleå

Durante el verano lo bares y discotecas son el centro de reunión de la gente de todas las edades (siempre y cuando seas mayor de edad). Los principales lugares son: Bishop’s Arms, All Stars, Holy Cow, O’Learys, Savoy Hotel, Clarion Hotel, Hemmagastronomi Bar y BBB, que es un bote-club. Si tú eres de los que gusta del rock y un ambiente más de “taberna”, el local Heroes no está nada de mal. Yo lo visito con frecuencia para escapar un poco de la gente “fancy” de los otros lugares.

El deporte

En Luleå el Hockey es el deporte más importante, y el equipo local, en un derroche de creatividad, es llamado Luleåhockey. Su hinchada es grande y poderosa, y su rama femenina es una de las mejores a nivel país.  El deporte que ocupa el segundo lugar es el básquetbol, y el equipo local femenino, Luleå BBK es el campeón a nivel nacional hace varias temporadas. El equipo de básquetbol masculino es destacado también, pero no ha sido ganador recientemente.

¿Qué hay para visitar en Luleå y sus alrededores?

Luleå es una ciudad que tiene todo lo básico como cines, restaurantes, festivales, conciertos, museos, arena deportiva, turismo aventura, ciclovías para recorrer y perderse, entre otros. Sin embargo yo recomiendo hacer base aquí y tomar un vehículo para visitar sus alrededores. Algunos hitos importantes son:

Storforsens vattenfall

Es un conjunto de cascadas con gran caudal en Älvsbyn, una comuna cercana a Luleå. Muchos turistas quedan encantados con la fuerza de su caudal.

Hotel de Hielo

A tan solo 4 horas de manejo hacia el norte, dentro del Círculo Polar Ártico puedes encontrar en Kiruna este maravilloso Hotel que está todo hecho de hielo; desde los vasos y copas, hasta las camas de los huéspedes. ¡Una locura!

Lapporten

Como mencioné más arriba, Abisko es un lugar caracterizado por sus centros de ski. Sin embargo muchos turistas que lo visitan también lo hacen para ver las montañas a su alrededor, como la majestuosa “puerta de Laponia”.

St. Klaus Village

Todos sabemos que Santa Claus sí existe y que es Finlandés. Y su villa está a sólo 5 horas desde Luleå en vehículo. Es una imperdible de diciembre. ¡Imagina poder dejarle tu carta de deseos personalmente!

Y así, con este relato de mi experiencia en Luleå, les invito a embarcarse en la aventura de conocer lugares fuera del espectro de lo popular, porque así como yo lo hice, ustedes también pueden encontrar su pequeño y personal lugar en este vasto mundo ¡Anímense!

Autor: Alexis Miranda
Instagram: @_maletero

YouTube
YouTube
Instagram
Necesitas ayuda? Chatea con nosotros