Visita los alrededores de Cracovia

Visita los alrededores de Cracovia


ESTE ES UN POST INVITADO DE

“EL BLOG DE VIAJES”   

Si llegas a visitar Cracovia, además de pasear por sus hermosas sinagogas, grandes museos, admirar sus monumentos y pasear y conocer toda la ciudad, también es necesario realizar otras visitas y de manera casi obligatoria. Te contamos por qué es tan importante visitar los alrededores de Cracovia.

En este caso, mencionaremos dos lugares que son muy impresionantes, ya que en uno de ellos recae una trágica historia y  el otro, es una obra de mucha importancia, a tal punto que en el año 1978 fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Qué ver en los alrededores de Cracovia

Los puntos que hay que ver en Cracovia luego de las sinagogas, museos y otros puntos de gran interés, son las Minas de Sal de Wieliezka y el Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau. Estos lugares se encuentran muy cerca de Cracovia y forman parte muy importante de la historia del país.

Minas de Sal de Wieliczka

Las Minas de Sal de Wieliczka fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año de 1.978 y hoy en día forman parte de los lugares más visitados en Polonia.

La primera vez en ser visitadas fue en el Siglo XV, y son también conocidas bajo el nombre de “La Catedral Subterránea de Sal de Polonia”. Estas minas tienen una longitud de 300 kilómetros y 327 metros de profundidad. Dentro de ella, hay un laberinto de galerías donde se pueden encontrar capillas y cámaras con figuras esculpidas muy hermosas y que narran la historia de la minería de sal en Polonia.

Por otro lado, la ruta turística te permitirá pasear por los 3,5 kilómetros de galerías. En ellas, puedes observar hasta 22 cámaras con antiguas herramientas, lagos subterráneos, esculturas, máquinas y varios bajorelieves que fueron hechos por los mineros en bloques de sal.

Sin embargo, lo más hermoso de este recorrido ocurre cuando te topas con la Capilla de St. Kinga. Esta es una sala de 54 metros de longitud y que cuenta con una decoración muy hermosa, que por supuesto está exclusivamente elaborada con sal.

La verdad es que es uno de los lugares más hermosos e impresionantes de todo el mundo. De manera que al visitar Cracovia, este es un punto casi obligatorio que debes conocer.

Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau

Este campo de concentración se encuentra a 70 kilómetros de la ciudad y fue construido durante la invasión a Polonia por parte de los alemanes. Es considerado el principal y mayor centro de exterminio Nazi de toda la historia, ya que allí fueron asesinadas más de un millón de personas inocentes.

Auschwitz I

Auschwits I es el campo de concentración original y se construyó en el año 1.940, con el propósito de albergar a prisioneros políticos polacos cuando no cabían en las cárceles. Los primeros en ser prisioneros de este campo de concentración fueron el ejército polaco y prisioneros políticos. Sin embargo, más tarde se les unieron intelectuales, gitanos, miembros de la resistencia, judíos y hasta homosexuales. Finalmente, pasó a ser el centro administrativo del complejo que fue construido más adelante.

En la puerta de entrada de Auschwitz I aún se encuentra una enorme inscripción que dice “Arbeit Macht Frei” que significa “el trabajo os hará libres”. Pero esta inscripción solo buscaba darles falsas esperanzas a los prisioneros que iban llegando, de manera que estos pensarían que en cualquier momento podrían salir a salvo del campo de concentración.

Auschwitz I se encontraba dividido por barracones, donde vivían hacinados los prisioneros. Pero, había uno que sobresalía entre los demás. Estaba señalado con el número 11, ya que se le conocía como el “bloque de la muerte”.

¿Por qué? Sencillamente, porque aquí se aplicaban castigos, como encierros, en celdas de muy diminuto tamaño y donde se dejaba morir al prisionero de hambre o eran colgados y ejecutados.

Por otro lado, en el campo de concentración puedes ver las condiciones en las cuales debían vivir los prisioneros, así como los objetos que se les robaron antes de ser asesinados y más.

Auschwitz-Birkenau

El complejo de Auschwitz-Birkenau fue construido un año más tarde, luego de Auschwitz I, de manera que pasa a ser el segundo campo, pero el más grande construido por los Nazis. Está ubicado a 3 kilómetros de Auschwitz I y fue construido para formar parte del plan “Solución Final” de los Nazis.

Este plan consistía en aniquilar a toda la población judía. Este nuevo complejo contaba con 175 hectáreas de tierra que se dividían en secciones y eran delimitadas con cercas electrificadas y alambres de púas. Pero eso no era todo, también contaba con cinco hornos crematorios y cámaras de gas que tenían una capacidad de hasta 2500 prisioneros.

El final del campo de concentración

En 1.945 llegó el final de este campo de concentración, en el momento que el ejército ruso avanza a toda prisa hacia Polonia y los Nazis debieron evacuar por completo Auschwitz- Birkenau. Esto trajo como consecuencia que muchos prisioneros murieran, ya que fueron obligados a realizar marchas demasiado duras para las condiciones en las que se encontraban.

El día 27 de enero del año 1.945, llegaron los soviéticos al Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau y liberaron a los presos que allí quedaban. La mayoría se encontraban muy enfermos y apenas tenían fuerzas para vivir.

La historia de este campo de concentración es muy triste, ya que allí murieron millones de personas inocentes. Sin embargo, queda como incentivo, como un recordatorio, que permitirá evitar que cosas como las que vivió esta población vuelvan a suceder.

En estos campos de concentración, puedes encontrar guías que te hablarán sobre las condiciones en las cuales vivían los prisioneros desde el momento en que llegaban, así como también te permitirán ver las cámaras de gas, los hornos crematorios, objetos que eran de los prisioneros y más.

Si buscas conocer y ver Cracovia y toda su historia, es muy importante conocer estos puntos de interés. De hecho, si no llegas a visitar estos puntos llenos de historia y de gran importancia, no habrás logrado conocer Cracovia realmente.