Pueblos cerca de Venecia

Pueblos cerca de Venecia

Quieres conocer pueblos cerca de Venecia? Responder a tus preguntas de … Qué ver y hacer cerca de Venecia? Hay muchos lugares turísticos de Venecia, pero este es el mejor!

¿Por qué Solagna?

Solagna fue nuestro destino luego de terminar de cuidar la casa de Laurie, en Santa Lucía di Piave. Teníamos en mente viajar a otros lugares, uno que tuviese playa y pudiésemos darle una despedida a nuestras vacaciones. Pero nuestros planes cambiaron luego de que viéramos los pasajes y hospedaje.

Tuvimos en mente Croacia y así conocer sus hermosas playas con agua turquesa, pero resultó que no habían alojamientos decentes. Luego, se nos vino a la mente Génova, Palma Mallorca o algún balneario de España, pero nos desilusionábamos cuando nos dábamos cuenta de que los pasajes eran muy costosos al igual que el alojamiento 🙁

Por un momento nos íbamos a dar por vencidos y escogeríamos cualquier destino cerca de Suecia, que no saliera tan caro y así también acercarnos a nuestro destino final, pero no!

Recuerdo que estábamos acostados, desesperados, porque nos debíamos ir al día siguiente de Santa Lucía y no encontrábamos nada! De repente, encontré un arriendo muy económico cerca de Venecia, llamado Solagna. Le mostré las fotos a Beño y nos miramos… la descripción del lugar decía que estaba a una hora de Venecia, Verona y distintos lugares de atracción turística de Italia. El depto definitivamente era hermoso y nos decidimos por él cuando entendimos que ya habíamos viajado mucho y sólo queríamos descansar en algún lugar lindo.

Nuestro alojamiento

Sorpresa! Solagna era mucho más de lo que esperábamos.

Habíamos encontrado alojamiento en Arbnb Italia y tuvimos la suerte de tener unos anfitriones increíbles! Nos recibió Paola y su esposo Ermanno con una botella de champagna y papitas en tiritas que nunca habíamos comido (exquisitas!).

10000% recomendable el departamento! Luego, nos llevaron a su casa, que quedaba al frente del departamento… y otra sorpresa más! Tienen una tienda de antigüedades, como un Museo, llamado “Mat”, giganteeeee! Tres pisos extensos llenos de muebles y objetos antiguos. Pero eso era sólo la mitad de su hogar, la otra mitad de esos tres enormes pisos, era su casa que estaba decorada con un estilo antiguo y moderno a la perfección.

De inmediato nos sentimos cómodos en el depto. Tenía una terraza (sabrán que para mí es muy importante eso) y era luminoso! Alegre! Perfecto para nuestros últimos días en Italia.

Solagna

Solagna, es una pequeña comuna de la Región del Véneto, que posee alrededor de 1,800 habitantes. Al igual que Santa Lucía di Piave, sus calles están llenas de viviendas y casas señoriales y el comercio sólo abre sus puertas en un horario restringido para los turistas, no así para los habitantes de este lugar, quienes ya están acostumbrados y agradecidos de dicha ley (de las 09:00 am a las 19:30 hrs.

Por supuesto tienen su hora de colación, que va desde las 12:30 a las 15:30. Los días domingo en la tarde no están abiertos, al igual que todo el día lunes).

Tiene un cine-teatro y una iglesia que data del 915 aprox. y que luego fue reconstruida en el año 1850.

Se ubica en la desembocadura del Río Brenta, que mide 174 kilómetros de longitud y que nace justamente del Lago Caldonazzo, lago que visitamos y les mostramos en un post anterior 🙂

En la temporada que visitamos Solagna está caluroso a morir!!! 34 grados promedio todos los días y la humedad varía dependiendo de la lluvia que les pueda tocar. Las tormentas son increíbles, porque como está rodeada de montañas gigantes, se pueden visualizar los rayos arriba de uno!

A diferencia de otras localidades italianas que visitamos, esta no tenía gelateria y debemos contarles que el supermercado es muy caro! Hay solo un supermercado y un minimarket, por lo que no teníamos mucho por donde regodearnos. Lo que si tiene, es una librería, tipo kioscos que hay en Italia, donde ademas de vender productos de tabaquería y dulces, venden diarios, revistas y todo articulo de librería que se les ocurra!

Pasear por sus calles, cuando no nos invadía el calor, fue muy entretenido, ya que podíamos apreciar la belleza de sus casas y disfrutar del silencio 🙂

Cumpleaños en Italia!

Tuvimos la genial idea de bañarnos en su río el día de mi cumpleaños!!! Al comienzo no estábamos seguros por donde bajar, pero luego descubrimos unas rocas que nos ayudaban como escaleras. El agua congelada!!!

Bernardo era feliz! Yo, a regañadientes me metí y luego ya ambos estábamos disfrutando de la frescura que nos entregaba el agua fría en un día tan caluroso. Limpio y sin malos olores, perfecto para Beño 🙂

Lugar destacado de Solagna: su río!

Comida destacada: Berlines con crema pastelera! Una delicia! Una crema pastelera suave! Jamás habíamos probado una igual 😛

Alrededores de Solagna

Tuvimos la suerte de ser invitados por Ermanno a un paseo por los alrededores de Solagna en su vehículo. Al comienzo estábamos reacios de salir, puesto que al parecer ninguno de los dos salió tan sociable con 34 grados de calor, pero luego de darnos cuenta de la amabilidad del dueño de casa, no dudamos y partimos con él.

Pasamos por Campolongo, San Nazario, Valstangna, Primolano, Arsie… si se nos olvidó alguno, lo sentimos, pero fueron tantos, que no estábamos preocupados de ir anotando los nombres 🙁

Fue un paseo increíble! Ermanno era el mejor guía turístico que pudimos tener… Llegábamos a un lugar, nos bajábamos, nos mostraba lo importante, fotos y adiós. Qué mejor?

Así fue como conocimos gran parte de la extensión del Rio Brenta, el Lago di Corlo y el Río Oliero.

Ahí nos contaba datos de los lugares que observábamos y por entre medio me piropeaba… jajajajaja… tan galante el caballero! Como luego diría Beño imitándolo… “Bellísima Camila, siempre bellísima!”

Al terminar el tour por los pueblos cerca de Venecia, nos invitó a tomar helado y luego nos dejó en nuestro depto.

Pero Solagna aun nos tenía preparada una sorpresa más!

Bonus Track!

Un día decidí salir a caminar sola, ya que con Beño a veces necesitamos separarnos para darnos aire , porque somos como la Olguita Marina.

Fue ahí que llegué a un sendero que comenzaba en Solagna y terminaba en Bassano del Grappa 🙂 así que partí donde Bernardo a contarle y decidimos ir un día. Habíamos visitado ese lugar, pero en un día muy lluvioso y la verdad es que nuestro objetivo ese día fue ir al supermercado de Bassano para poder comprar mercadería mas económica, así que no tuvimos mucho tiempo de recorrer y apreciar la comuna.

Pero con sol, la cosa fue totalmente distinta…

Bassano del Grappa

Comenzaba nuestra aventura en Solagna. El sendero nos llevaría a Bassano en 6 kilómetros de caminata. Ya habíamos hecho el camino corto en tren, que nos pareció una ridiculez! Nos demoramos más en esperar el tren que en lo que estuvimos en él. Entre Solagna y Bassano no hay ni una estación, así que en 4 minutos estábamos ahí.

Este camino sería más extenso, pero queríamos hacer ejercicio después de varios días de sedentarismo.

Al comienzo, Beño andaba bastante carnero, porque llevábamos una mochila con botellas con agua, luego, nos dimos cuenta que era una ridiculez y que salía más conveniente comprar agua.

Pero, de repente, vimos una maravilla en medio del desierto! Una verdadera piscina natural de río 🙂

No andábamos preparados para bañarnos, pero Bernardo igual no más le plantó y se metió…

Continuamos nuestro camino y el sendero nos regalaba momento de sombra que agradecíamos, puesto que el calor era intenso.

Además, mientras recorríamos el sendero descubrimos unos misteriosos pesebres ocultos entre las rocas. A ver si alguna vez andas por ahí y los encuentras 🙂

Durante los 6 kilómetros que caminamos se podían apreciar pequeñas playas del río que permitían bañarse y capear el calor infernal.

Pueblos cerca de Venecia

Al llegar a Bassano, nos encontramos con un Museo de Hemingway y casas hermosas. Se ve bastante movimiento y turistas, muchas más tiendas que en Solagna, obviamente!

Habíamos leído un poco sobre esta comuna, pero no dimensionábamos lo hermosa que era! Está en el centro del Véneto y posee conexiones para Padua, Venecia y Verona.

Destaco sus viviendas medievales y el antiguo Puente Degli Alpini (Puente Vecchio o Puente Viejo), construido el año 1209 y hecho totalmente de madera. Cruza el Río Brenta y fue reconstruido la ultima vez luego de la Segunda Guerra Mundial, manteniendo siempre su aspecto.

Luego de un rato caminando, nos dio hambre y para serles sinceros, no encontramos nada muy económico y rico. Así que decidimos optar por comida económica en Italia… un rico kebab 🙂 Les dejamos una imagen del local, que si bien no es muy lindo, nos ofreció un delicioso kebab con papas fritas y bebida por solo 5,5 euros. El baño estaba bastante limpio también.

La idea de este post, es que conozcan dos opciones para visitar Italia y que salen de lo típico y turístico, pero que nos entrega la cultura misma del país de la pasta! Lugares ubicados estratégicamente, pero con la posibilidad de estar tranquilos y relajados. No duden en visitar Solagna y Bassano del Grappa, dos pueblos cerca de Venecia, que no se arrepentirán 🙂