¡Trámites antes de viajar!

viaje al extranjero

“No busques… cuando menos lo esperes, ahí llegará” “Hay algo mejor esperando por ti, tranquila” “No presiones las cosas, deja que fluyan y ya verás que saldrá todo bien” “Entrega sin esperar nada a cambio, hijita” Frases que siempre escuché y hoy me ayudaban con mis trámites y requisitos para viajar y comenzar mi aventura de amor!

 Me encontraba frente al escenario menos esperado. El hombre más libre del universo, que se encontraba a miles de kilómetros de mí… él! Me había pedido pololeo y obviamente, vivir juntos una aventura de amor y viajes.

Cómo comenzó todo…

Recuerdo un día despertar enojada para ir a trabajar, como siempre, y enviarle la foto de rutina, esa selfie horrible de la mañana que siempre me pedía. Vestía con un chaleco rojo y el día estaba soleado.

Llegué al colegio y comenzó mi rutina laboral… clases, sueño, café, poca risa y mi mente en otro lado… estaba más en Europa que en Maipú.

De pronto, me llega un mensaje de Beño diciendo que saliera a la entrada del colegio… ? … “No puede estar acá” pensé. “Me enojo con él si está acá…!” seguía pensando.

Salí rápidamente y claro! Ese hombre bloqueado que yo conocía, aquel que no daba la mano en la calle y que nunca me llamó por teléfono… ese mismo! Hoy, un día cualquiera, a sólo días de haberme sorprendido pidiéndome pololeo, me enviaba este hermoso desayuno sorpresa 🙂

desayuno sorpresa

Esa era la parte linda de todo esto: comentarios de mis amigas, colegas, niños, familia… los planes que creábamos en nuestras mentes soñadoras, llamadas, fotos, mensajes… Pero con todas las palabras lindas de las personas yo no podía viajar… Tenía una lista de requisitos para viajar a Europa!

– Vender el auto

– Sacar pasaporte

– Postular a la visa

– Renunciar al colegio

Simple! Cosas que se hacen en una semana… o días también si le ponía empeño! Claro… Ojalá hubiese sido así de fácil…

Sacar pasaporte

Lo primero que hice fue sacar pasaporte. El trámite que pensé más se demoraría, fue el más simple! Gracias a Cami Tejos, llegué al registro civil más rápido y eficiente. En tres días estaba ok.

pasaporte chileno

Con eso ya podía postular a la visa.

Pasos para postular a la visa

Pero claro, todo estaba en inglés! Así que tuve que hacer el trámite con mi Beño, o en defecto, con mi amigo google traductor. No sabíamos cuánto iba a demorar, así que debíamos hacerlo lo antes posible.

Dudas, siempre tenía! Mi pobre Beño, con una paciencia increíble, resolvía cada una de ellas… nunca, jamás, escuché un no sé. Esa fue una razón más para ni siquiera dudar del gran paso que estábamos dando.

Renunciar a mi trabajo

Renunciar… Era un tema. Me sentía cómoda y feliz en el lugar donde estaba. Podía crecer. Amaba a mi curso. Mis colegas, eran las mejores! Pero esta decisión no pasaba por qué era mejor, sino lo que deseaba para mi vida, esta vez no profesional, sino VIDA!

Pensando de esa forma, no tenía por donde dudar… sabía que estaba enamorada de ese hombre y quería, a ojos cerrados, embarcarme en esta aventura que sonaba fascinante…

Creo innecesario relatar lo malo de esta parte de la historia… basta con decir que las cosas no salieron como esperaba, pero logré que las personas que más quería en aquel lugar, me entendieran y apoyaran. Fue así como tuve conmigo a mis amigas (Si Cami Tejos, asúmelo! Fueron mis amigas después de todo), Roberto, apoderados y mis estudiantes. Eso era lo que me importaba.

Último paso… vender el auto!

Lo último fue el auto… y no porque no quisiera venderlo, sino por lo difícil que resultó todo este trámite.

Venta de auto Suzuki Swift GLX AC 2004

Ir a cerrar el trato, también fue un carnereo! “Y si me pasaba algo?” “Y si es un estafador?”

Finalmente, resultó todo bien.

Requisitos que no estaban escritos…

Llegó el momento en el cual estaba todo tickeado de mi lista. Listo? Era feliz? Jajajajaja… No lo éramos del todo, pues ahora faltaba la segunda patita… ESPERAR!

**Algo que no  puse nunca en mi lista y resultó ser un dolor de cabeza hasta las últimas… lo doy como dato para aquellos que quieran viajar… es el médico! Necesitaba irme sana (o casi) y debía hacerme exámenes de rutina. Ay, ay, ay! Podría sacar una moraleja de esta parte…

“Nunca dejes las cosas para mañana”firma pagina