Despedida en el aeropuerto (Beño)

mujer riendo en el aeropuerto

El viaje al Valle de Elqui, era el viaje de despedida. La Cami lo había elegido y programado todo. Siempre habíamos hablado de que la última vez que estuviéramos juntos tenía que ser en un lugar mágico, obviamente porque yo me iba y la Cami se quedaba. Esto era la despedida de amor… en el aeropuerto!

Mis razones…

Las razones ya las habíamos conversado, yo tenía mi viaje planificado desde que llegué a Chile. Ambos sabíamos que yo llegaba en Octubre y me iba en Marzo.

Bueno… volviendo al tema, para mí, el viaje al Valle del Elqui era la última vez que iba a ver a la Cami. Quería que nos despidiéramos bien, disfrutar al máximo nuestra compañía allí y pasar la última semana en Chile en solitario, para que no me diera tanta pena… las despedidas me dan pena, sobretodo, una despedida en el aeropuerto, o simplemente me incomodan, de hecho no quería que ni siquiera mis padres me fueran a dejar al aeropuerto.

El viaje al norte estuvo la raja! Disfrutamos a concho cada momento, fue un viaje de despedida a toda raja. Obviamente, cada uno con sus maulas.

Por mi parte, estaba como raro, con sentimientos encontrados y todos esos síntomas que un humano tiene cuando se está enamorando… Ya me andaban revoloteando las mariposas de Diógenes por la barriga, mi amigo… pero yo ya tenía mi decisión y no cachaba na’ de la lepidópteras en mi humanidad…

Antes de la despedida…

Llegamos a su depa, dormimos juntos, pero un tanto carneros por una razón que no me acuerdo, quizás ya estaba carnero, porque estaba a puertas de dejar de ver al amor de mi vida y mi inconsciente hacía que yo anduviera de malas pulgas.

Al otro día, despertamos y nos despedimos. No fue na’ muy agradable. No me podía ir! La veía llorar, por dentro estaba con mucha pena, hasta que en un momento la Cami me dice: “Ándate”! Pesqué mi cuerpo y rajé.

No pasaron ni 2 días mi amigo y le hablé pa’ decirle que no merecíamos despedirnos así. La idea era despedirse en buena onda, que quedara un lindo recuerdo y no esa imagen fea que nos quedó cuando nos despedimos en su departamento. Así que le propuse que nos siguiéramos viendo hasta que me fuera. Estuvimos toda esa semana viéndonos y pasándola bien.

Ella me ayudó y apoyó en todos mis trámites, hasta me acompañó en su auto a Conce para despedirme de mi familia.

Síntomas de amor en un hombre… 

Esa semana andaba más raro que gallina con tacos… era como una sensación que me iba a resfriar o peor aún, como que me iba a dar gripe, con dolor de cuerpo y todas esas maulas.

Me acuerdo que en la novela “La Fiera”, la nana de la Catalina le decía que cuando uno se está enamorando le bajan las defensas. Esa fue exactamente la maula que estaba pasando en mi cuerpo esa semana. Además, ya se acercaba la fecha de mi partida, peor aún pu papi.

No hubo día que no nos quedáramos juntos, hasta cuando llegaron mis padres para despedirse, estuvimos juntos.

Despedida en el aeropuerto… despedida de amor

Y llegó el día final, el miércoles 14 de marzo de 2018 y adivinen… me fueron a dejar al aeropuerto, la Cami y mis padres…

Yo estaba por dentro muy mal, con sensaciones muy raras, no sabía que maula sentía por dentro, pero después, más adelante, me dí cuenta que era un sentimiento, que estaba dejando una parte de mí en Chile, pero en esos momentos no sabía que era, estaba raro no más, no estaba contento como el año anterior cuando me había ido a Dinamarca, no estaba feliz de irme nuevamente.

Llegó el momento de despedirme de la Cami y fue terrible… le dí un gran abrazo, un beso y le dije que no llorara. Lloró un poco recuerdo, pero después de lejos la vi llorando más… o parece que fue una foto que mi papá había sacado… hubo un momento que no la veía, andaba en el baño parece… obvio po, no quería que la viera llorar… fue terrible!

¿Qué pasó después?

…. Y bueno, ahora estamos juntos y es lo que importa… en el avión iba raro igual, leí finalmente el libro que ella me regaló, “El Principito”… me hicieron sentido varias cosas… por ejemplo:

“Al viajar con alguien es mucho más entretenido, se disfruta el doble”

Ese libro fue importante en la decisión de estar juntos.firma pagina